icon facebookicon instagram 128    icon email  2 22071670 -  2 29209808 wasap +569 83406883

icon facebookicon instagram 128   icon email  2 22071670 -  2 29209808wasap+569 83406883

Yo Soy Aire – Curso de comunicación con la naturaleza XIV

yo soy aireSopla el viento meciendo los árboles. Cálido o frío el viento siempre mueve. El viento crea torbellinos que devienen tornados o se expande en forma de huracán. Es también capaz de soplar como brisa refrescante en una tórrida tarde al lado del mar.

El aire representa al Aire, ese elemento que tiene el don de la expansión y al que la gravedad parece afectar escasamente.
Recorramos de nuevo los 4 elementos: la Tierra estática y vinculada a la gravedad, solida y fuerte. El Agua, que aun siendo atraída hacia el punto más bajo en cualquier espacio tiene el don del movimiento y sin la rigidez de una forma estática se convierte en fluido. El Fuego, que transforma todo lo que toca extrayendo la esencia y liberando de la forma.
¿Y el Aire? El Aire tiene el don de la expansión. En una habitación cerrada abre un frasco de perfume y vuelve a cerrarlo de forma inmediata. En unos segundos el olor se extiende a todos los rincones del habitáculo. ¿Por qué no solo se expande hacia arriba, como hace el Fuego?
El Aire, al igual que el aire que respiramos debe tener la facilidad de llenar todos los espacios para que no queden lugares en los que su ausencia provoque el caos. ¿Te imaginas que el aire solo llenara la parte alta de una habitación y que para respirar debiéramos caminar de puntillas o que la gente bajita no pudiera hacerlo y muriera al igual que todos los animales que se arrastran? Inconcebible, ¿verdad? Inconcebible gracias a una propiedad del Aire (y el aire) como es la expansión, la tendencia a ocupar todo el espacio disponible por igual. Facilidad para difundir y extenderse.
El aire, gracias a estas propiedades, forma parte de nuestra vida y penetra en nosotros hasta el nivel celular, circulado en forma de oxigeno o dióxido de carbono por la sangre que corre en nuestras venas.
Desde la antigüedad al Aire se lo ha asociado con la mente, tanto como las emociones al Agua y la Luz a la Conciencia. El Aire siempre se mueve, se expande, difunde y difícilmente se aquieta. Observa una habitación cerrada en la que entre un rayo de luz entre los espacios de una ventana. Quédate quieto un rato, respira muy suave y observa que a pesar de la quietud las motas de polvo siguen su danza siguiendo los movimientos de un aire tranquilo. Siempre se mueve. El aire caliente asciende, el frío baja y eso crea un movimiento circular constante que todo lo abarca.
El Aire es imprescindible para que el Fuego, que está quemando Tierra (leña, carbón, etc.,) pueda prender y seguir su combustión transformadora. El Aire es el menos denso de los 4 elementos y quizás por ese motivo en su relación con los chakras, se vincula al 4º chakra, el chakra del corazón (y los pulmones, claro), un chakra bisagra que comunica a los 3 chakras inferiores o de la personalidad con los chakras superiores o más transpersonales.
Los pensamientos necesitan expandirse, como el Aire. Por eso los humanos tenemos necesidad compartir aquello que pensamos, descubrimos, sentimos. Lo llevamos a la mente y creamos y expandimos nuestro ser a través de nuestra música, poesía, escritos, y el arte en general, etc. El pensamiento, como el Aire, requiere de la expansión, porque, de hecho, forma parte de su naturaleza.
A las personas con mucho Aire les cuesta tocar con los pies en el suelo, les suele faltar Tierra. Los que se enojan por demasiado Fuego, carecen del Agua necesaria. En una próxima entrega ahondaremos en sus relaciones mutuas y os hablaremos de como aprovechar nuestros conocimientos de los 4 Elementos para nuestro equilibrio.
Gracias por permitir que mi Aire se expanda y llegue hasta vosotros para, quien sabe, contribuir a su vez a seguir esta expansión eterna de la conciencia.
Yo Soy Tierra, Yo Soy Agua, Yo Soy Fuego, Yo Soy Aire

 

Sentidos Con Alma, Terapias integrales

Sintergética, Reiki, Biomagnetismo, Auriculoterapia, Masaje Tuina, Flores de Bach

 

  • Dra. M. Soledad Lopetegui
  • Myriam Córdova
  • Soledad Fuentes
 
icon email   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
icon phone    2 22071670 -  2 29209808
 

Apoquindo, 4.100 of. 205, Las Condes, Santiago